sábado, 9 de mayo de 2009

La quimioterapia

Desde el uso de la quimioterapia en el tratamiento de cáncer hace más de 50 años, el pronóstico de la mayoría de tumores adultos y tumores sólidos pediátricos ha mejorado considerablemente. Por otra parte, se han dado pasos en la quimioterapia en el tratamiento de la hematología de cánceres como leucemia, linfoma, mieloma múltiple, mielodisplasia, estos son algunos de los mayores éxitos de la historia de la medicina moderna. Análoga a la radioterapia, la quimioterapia erradica las células cancerosas en todo el organismo mediante la explotación de la cinética de proliferación diferencial entre el cáncer de células normales y la célula huésped. Las células están orientadas en distintas fases del ciclo, alcanzando una diferenciación discernible como respuesta diferencial en el nivel celular entre las células malignas y normales. Algunos de los principales ejemplos son:

  • La quimioterapia en tumores de células germinales de alto alcance a las tasas de curación de hasta el 90-100% en la primera etapa y 60-70% en fase avanzada.

  • Linfomas, como tumores de células germinales, son extremadamente radiosensibles y quimiosensibles. (1)


Por otro lado, no se debe dejar de lado la calidad de vida, a la cual en muchos casos los pacientes tienden a aceptar una reducción temporal para aumentar la posibilidad de prolongar la vida.
Debería estar incluido en la evaluación de los siguientes aspectos ya sea como fin o como fuente de investigación:

  • En ensayos aleatorios que el nuevo tratamiento no se va a influir en la supervivencia a largo plazo, pero podría mejorar a través de la paliación de la mejora de la calidad de vida.

  • Los ensayos en los que el objetivo específico es mejorar la calidad de vida, incluyendo a muchos ensayos de terapia sintomática.

  • La fase II de ensayos que evalúan la actividad de nuevos agentes en mal responda lesiones malignas, tales como carcinoma de células renales, melanoma y cáncer colorrectal refractario (información sobre la calidad de vida puede servir de complemento a los datos como la respuesta tumoral y pueden influir en la selección de agentes para el ensayo en fase III de ensayos). (2)


Un caso específico es el de los pacientes con hepatitis y cáncer, ya que es frecuente que tengan hepatitis C (VHC). El virus de la hepatitis C (VHC) era aún considerada como responsable de desarrollo de linfoma. La toxicidad puede producirse a causa de la infección por virus de la hepatitis B (VHB) o el VHC en pacientes con cáncer tratados con quimioterapia).
El primer caso de reactivación de la hepatitis se ha descrito en Insuficiencia renal con un paciente trasplantado en 1977 y el primer caso después de la quimioterapia en 1982. En casi todos los pacientes inmunocompetentes, el VHB la infección se asocia con una hepatitis clínica y desarrollo de unas pocas enfermedades crónicas. Estas personas tienen la enfermedad inactiva se caracteriza por prolongadas fases de la replicación del VHB inactivo y la aparente tranquilidad de su enfermedad hepática, alternando con fases de reactivación viral y exacerbación de la enfermedad hepática. Lamivudina es actualmente el único medicamento anti-VHB.

La Reactivación del VHB es una complicación reconocida de la quimioterapia en tanto HBsAg-positivas inactivo y los transportistas en los individuos con infección crónica por VHB.

Tratamientos:
Muy pocos tratamientos han demostrado la actividad para detener la hepatitis , durante la quimioterapia Agentes antivirales, se mostró capacidad variable para interferir con la replicación del VHB. Ganciclovir y famciclovirhave moderada actividad anti-VHB. La eficacia de lamivudina en el tratamiento de la reactivación del VHB se ha demostrado en una serie de informes. Esta fue la razón por la lamivudina se ha utilizado como tratamiento preventivo en pacientes con VHB.(3)

Opinión: A nuestro parecer la mejor alternativa para lograr una mejoría en un paciente con cáncer es someterlo a la quimioterapia, ya que esta erradica las células cancerosas en todo el organismo. Aunque no es la cura para esta terrible enfermedad creemos que es una buena alternativa para no darse por vencido y seguir aferrándose a la vida. Por ejemplo, El cáncer en los pacientes con Hepatitis avanza muy rápido debido a las bajas defensas con las que cuentan; no obstante, la quimioterapia ha demostrado un alto grado de efectividad. Sin embargo, este tratamiento no es el único que puede retrasar el proceso del cáncer y muchos lo dejan de lado por las consecuencias que genera, las cuales son el motivo por las que muchos pacientes optan por las otras opciones para no ver afectada su calidad de vida.


Bibliografía:

(1) Curability of cancer by radiotherapy and chemotherapy, including in neuraxial neoplasms
Jalali,Rakesh; Munshi,Anusheel; Arora,Brijesh
Neurol.India, 2009, 57, 1, 13-19, Medknow Publications Pvt. Ltd

(2) Measuring health-related quality of life in clinical trials that evaluate the role of chemotherapy in cancer treatment
Michael,Michael; Tannock,Ian F.
CMAJ: Canadian Medical Association Journal, 1998, 158, 13, 1727, Canadian Medical Association

(3) Hepatitis B Virus Reactivation in Patients Receiving Chemotherapy for Cancer Treatment: Role of Lamivudine Prophylaxis
Coiffier,Bertrand Cancer Invest., 2006, 24, 5, 548-552, Taylor & Francis Ltd



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada